martes, 18 de octubre de 2016

Oracion del día 19 de Octubre

Del Evangelio según Lucas 11,42-46
Pero, ¡ay de vosotros, los fariseos, que pagáis el diezmo de la menta, de la ruda y de toda hortaliza, y dejáis a un lado la justicia y el amor a Dios! Esto es lo que había que practicar, aunque sin omitir aquello. ¡Ay de vosotros, los fariseos, que amáis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas! ¡Ay de vosotros, pues sois como los sepulcros que no se ven, sobre los que andan los hombres sin saberlo!»
Uno de los legistas le respondió: « ¡Maestro, diciendo estas cosas también nos injurias a nosotros!» Pero él dijo: « ¡Ay también de vosotros, los legistas, que imponéis a los hombres cargas intolerables, y vosotros no las tocáis ni con uno de vuestros dedos!


REFLEXIÓN SOBRE EL EVANGELIO
Más de lo mismo, como en la lectura de ayer. Jesús se pone serio, hay cosas por las que no pasa. No pasa que den, demos, más importancia a la ley que a la misericordia. Que se busquen los asientos de honor, que se carguen pesados fardos sin mover un dedo.
El ser humano tiene la capacidad de engrandecer las pequeñas cosas, pero también de trivializar las más sagradas. La ley que tenía como origen el acercamiento de los hombres a Dios y de las personas entre sí, puede convertirse, por el mal uso, en una barrera que separa, de Dios y de los hermanos. Y nadie estamos exentos de caer en esta tentación.

Jesús alerta para evitar tres grandes tentaciones, individuales y como Iglesia: olvidarnos de la misericordia en nuestra vida cotidiana, querer ser más que los demás y convertir la religión en una pesada carga.

EL DOMUND
            Comenzamos la semana dedicada a las misiones y el próximo domingo, 23 de octubre, celebraremos el domingo del  DOMUND: Domingo Mundial de las misiones. Es una ocasión para acordarse de los que lo pasan mucho peor que nosotros y de aquellos que tratan de echarles una mano.

A veces hemos oído hablar de ERRADICAR LA POBREZA. Pero, ¿sabemos qué significa eso?

Erradicar es eliminar, hacer desaparecer la pobreza en nuestro mundo. Es decir que toda persona tenga la posibilidad de recibir una educación, de comer, de tener una vivienda digna, de recibir asistencia sanitaria.

Esto es tarea de todos, es tarea de cada uno de nosotros. A lo largo del año tendremos diversas campañas para captar dinero para los más pobres; nuestra colaboración es muy importante. Granito a granito podemos aportar mucho para otras gentes que lo necesitan.

Una de estas campañas es el día del DOMUND. En esta fecha se nos pide que colaboremos con los más pobres. Tu ayuda aunque sea pequeña es importante. Piensa que con 1 euro que des tú come una familia entera en los países más pobres.

Ser generosos no nos debería costar gran esfuerzo; igual nos tenemos que privar de alguna de nuestras cosas… pero qué es eso comparado con dar de comer a una familia.


Misioneros de la misericordia

Es el lema de la campaña del Domund de este año:

“MISIONEROS... Son aquellos que en la Iglesia “en salida” saben adelantarse sin miedo y salir al encuentro de todos para mostrarles al Dios cercano, providente y santo. Con su vida de entrega al Señor, sirviendo a los hombres y anunciándoles la alegría del perdón, revelan el misterio del amor divino en plenitud. Por medio de ellos, la misericordia de Dios alcanza la mente y el corazón de cada persona.

DE LA MISERICORDIA” La misericordia es la identidad de Dios, que se vuelca para ofrecernos la salvación. Es también la identidad de la Iglesia, hogar donde cada persona puede sentirse acogida, amada y alentada a vivir la vida buena del Evangelio. Y es, por ello, la identidad del misionero, que acompaña con amor y paciencia el crecimiento integral de las personas, compartiendo su día a día.

LA  HISTORIA  DE  LA  CONSTANCIA

Esta es la historia de dos ranas que saltaron dentro de un cubo de nata en una lechería.

-  Más vale que nos demos por vencidas (croó una de ellas mientras se esforzaba en vano por salir). Estamos perdidas.

- Sigue nadando (dijo la otra). Saldremos de alguna manera.

- Es inútil (chilló la primera). Es demasiado espeso para nadar; demasiado blando para saltar; demasiado resbaladizo para arrastrarse. Como, de todas maneras, hemos de morir algún día, mejor que sea esta noche.

Aquella misma noche se dejó caer y pereció ahogada. Su amiga siguió nadando y nadando sin rendirse…

          Y al amanecer, se encontró sobre un montón de mantequilla que ella misma había batido. Y allí estaba, sonriente, comiéndose las moscas que acudían en bandadas de todas las direcciones.

          Aquella rana descubrió lo que muchos pasan por alto. Si somos constantes en nuestra tarea el tiempo suficiente, a la larga saldremos triunfantes.

REFLEXIÓN:
Estás comenzando la aventura de un nuevo curso. Que no te puedan las dificultades. No pierdas en todo el año las ganas que tienes ahora de conseguir tus objetivos.

EXIGENCIAS DE UNA BUENA CONVIVENCIA


  1. No juegues nunca con los sentimientos de los demás. No avergüences a nadie, y mucho menos delante de otras personas.
  2. Niégate a mortificar a otros con ocurrencias, sutilezas y genialidades, por muy superior que te creas en inteligencia, cultura, dinero, propiedades, poder, belleza, aptitudes... El humillado nunca lo olvidará.
  3. Procura actuar siempre con justicia o, mejor aún, con cordialidad. De ese modo evitarás resentimientos y hostilidades. Una manera óptima de servir al prójimo consiste en amarlo.
  4. Nunca cortes las alas de la ilusión y de la esperanza a tus colaboradores; la esperanza y la ilusión alegran el corazón del ser humano y lo impulsan hacia otras realidades y espacios a veces insospechados.
  5. Sé respetuoso con los demás. Sé correcto en el hablar. Procura no falsear nunca la verdad ni disfrazarla. Jamás perjudiques a nadie ni de palabra ni por escrito.